sábado, 2 de octubre de 2010

Lluvia literaria

AGUACERO. En Lima no llueve, y cuando llueve, son chispas, no gotas de agua, las que caen. Tampoco caen o han caído bombas del cielo (¡gracias a Dios!). Pero Lima no ha estado libre de estos terribles eventos: la época del terrorismo trajo consigo una serie de ataques violentos, bombardeos a edificios y a través de vehículos que marcaron la historia del país.

Un grupo artístico chileno, líderes de la revista Casagrande, crearon hace un tiempo una iniciativa de bombardeo aéreo de ciudades. Pero no de las terribles y sonoras, explosivas y asesinas sino bombas de poesía. En cinco ciudades que han enfrentado bombardeos (Santiago, Varsovia, Berlín, Dubrovnik y Guernica) han lanzado pedazos con poesías, tanto de poetas chilenos como de la nacionalidad de la ciudad "atacada". Abajo, la explosión de papel:


Los lugares de bombardeo no son elegidos al azar: son sitios en donde se han realizado ataques, como las bombas lanzadas al Palacio de la Moneda en Santiago en el año 1973 cuando Pinochet derrocó al presidente Salvador Allende. En el video se ve la lluvia de poesías realizada en Berlín en el 2010 en donde se lanzó media tonelada de papeles con 40 autores chilenos y 10 alemanes.

Muchos critican, sin embargo, que la medida se haya llevado a cabo en Berlín pues el recuerdo más inmediato de los berlineses es de un "bombardeo" de toneladas de provisiones cuando los soviéticos cerraron la ciudad del comercio foráneo durante la Guerra Fría.

Sin o con historia de bombardeo, esta actividad replantea el uso de los espacios urbanos. Próximamente se planea seguir el proyecto en Japón, lugar en donde las terribles bombas atómicas fueron lanzados por los americanos. ¿Llegará al Perú? Acá ayudaría ciertamente a revalorar espacios públicos, motivar la unidad quizás y hasta a fomentar la lectura de literatura peruana, a veces desconocida y lejana para muchos. Ya el problema sería ver quién recoge los papelitos.

Para ver más:

Reportaje de bombardeo literario en Varsovia

El New Yorker tambien se afanó con la noticia:

2 comentarios:

Cleopatra dijo...

¿Cómo se habrán sentido aquellos que asociaban el sonido del avión con pánico y temor? Que alegría recibir un poema en vez de una bomba...

Madame Kandinsky dijo...

Y por que limitar el "bombardeo" a ciertas ciudades? Que no hayan caido bombas en Lima no significa que seamos un pueblo culto asi que... que caiga la poesia!